Problemas de Visión

¿Qué es el astigmatismo y cómo se corrige?

El astigmatismo no está catalogado como una enfermedad, sino como un defecto óptico que se debe a la diferencia en la curvatura de la córnea, lo que ocasiona una refracción diferente que produce una visión borrosa o deforme de los objetos, tanto de cerca como de lejos.

La córnea es esa zona transparente del ojo que actúa como una lente por donde pasa la luz que va hacia la retina, y cuya superficie debe ser simétrica y regular en sus curvas, de no ser así, estaríamos frente a un problema de astigmatismo. Dependiendo de la intensidad o las diferentes dioptrías detectadas por el especialista, el defecto puede ser de mayor o menor grado, y puede estar asociado a otros problemas de refracción como miopía o hipermetropía.

Todos estos defectos suelen corregirse con gafas graduadas, y de acuerdo con la edad de las personas que los padecen, se podría recurrir a la cirugía.

Es en la córnea donde se originan los problemas de visión más comunes, por ser esta parte del ojo la primera lente de todo el sistema ocular, es decir, la primera pantalla por donde entra la luz; además, actúa como una pantalla protectora del ojo, y lo previene de impurezas, bacterias, polvo, agua, entre otros elementos. La córnea junto con el párpado, la órbita ocular, la esclerótica y las lágrimas cumplen esa función protectora de todo el órgano ocular.

El astigmatismo puede aparecer por características genéticas o puede ser debido a traumatismos o intervenciones médico quirúrgicas.

Resumiendo esta primera parte: una persona con astigmatismo percibe de forma borrosa las imágenes de los objetos, tanto cercanos como lejanos, debido a que la luz se proyecta en más de un punto de la retina, porque las curvaturas de la córnea son irregulares.

Oferta Gafas Graduadas para Astigmatismo

Tratamiento para el astigmatismo

Este defecto óptico puede corregirse con lentes graduadas, la forma más simple y segura para hacerlo. De acuerdo con el estilo de vida de cada persona: el oftalmólogo u óptico determinará si son gafas o lentes de contacto, siempre y cuando sean los apropiados para ayudar a ver lo mejor posible.

Por lo general, los especialistas recomiendan lentes de contacto, pues funcionan como la primera superficie de refracción del ojo para los rayos de luz que entran y van a la retina, lo que deriva en un enfoque más preciso, un campo de visión más amplio y mayor bienestar. Sin embargo, no todas las personas pueden usar lentes de contacto, por eso la sugerencia es que junto con el especialista se identifique la mejor opción.

Durante el examen oftalmológico, el médico mide en dioptrías el valor del astigmatismo, y lo descompone en defecto esférico: de acuerdo con el lugar donde esté el punto donde se forma la imagen con respecto a la retina, y es descrita como positiva si es detrás de la retina o hipermetropía, y dioptría negativa si es delante de la retina, o miopía; error cilíndrico cuyo valor determina la diferencia de la potencia refractiva entre los dos ejes de la córnea aplastada.

Recuerda que hay varias opciones para corregir el astigmatismo, lo ideal es que, de la mano del especialista, identifiques si son las gafas graduadas, lentillas, lentes de contacto o cirugía.

En cuanto a las cirugías para el astigmatismo, recomendada para personas con alto grado de este defecto visual, está la cirugía refractiva, la cual consiste en cambiar de manera permanente la forma de la córnea, lo que hace que la forma del ojo recupere la capacidad de enfocar, al tiempo que permite que la luz se dirija y enfoque con precisión en la retina, lo que constituye una visión mejorada.

La mejor opción y más cómoda y segura es el uso de gafas, pues mejoran la visión de manera inmediata, aunque hay otras recomendaciones para pacientes jóvenes, como la cirugía con láser, y, en pacientes mayores a 45 años que van a presentar presbicia, se recomienda el implante de lentes intraoculares multifocales.

Gafas Graduadas para Astigmatismo

Algunas recomendaciones para escoger las gafas adecuadas

Una óptica que genere confianza y ofrezca calidez en la atención se convierte en el templo que vamos a querer visitar a la hora de requerir consejos profesionales y adecuados a nuestras necesidades. En Lobster © contamos con un servicio personal en nuestra óptica ubicada en Barcelona.

Consejos:

Escoge gafas hechas con materiales orgánicos, en lugar de los que son fabricados con materiales minerales, pues estos últimos pesan más y son muy frágiles. Las gafas orgánicas resisten más (en el caso de los niños, aguantan más la actividad de juegos, deportes y entretenimientos que suelen hacer durante el día).

Selecciona unas gafas con tratamiento endurecido y antirreflejante, ya que no se rayan fácilmente y aguantarán más los impactos. Además, el antirreflejante mejorará la calidad de la visión. El tratamiento que le dan a estas gafas es recomendado a cualquier tipo de graduación, y evita que se nos canse la vista al momento de leer o estar frente al computador.

Otra recomendación es hacerse de unas gafas fotocromáticas, las cuales se oscurecen con el sol, y, gracias al desarrollo de la tecnología aplicada a este tratamiento, se ha logrado que el cambio de las lentes de transparente a oscuro sea instantáneo, lo que convierte a nuestras gafas en unas lentes graduadas y otras de sol. Sin embargo, cuando se pasa de un ambiente exterior, lleno de luz, a un ambiente interior, más oscuro, es más lenta la desaparición del color en las gafas.

Con respecto a usar cristales reducidos en tus gafas, recordemos que se refiere al uso de materiales de diferente índice de refracción, lo que significa que tienen la misma graduación pero los cristales son más finos.

El material con el índice de refracción elemental es el 1.5, y se utiliza para las graduaciones de cristales más bajas, además de ser, en general, más resistente a rayaduras que altos índices.

Ten todos estos elementos en cuenta al momento de hacer tu elección de gafas. En Lobster © encontrarás una amplia variedad de opciones y diseños para tu comodidad y mejor visión.

Otras enfermedades de la córnea a tener en cuenta

Algunas patologías de la córnea pueden modificar sus características y producir una visión incorrecta, entre estas están las distrofias corneales, un grupo de trastornos genéticos que pueden producir una alteración en alguna de las cinco capas corneales que la componen. Algunas de estas enfermedades pueden ser: opacidad corneal, infecciones, problemas de la superficie corneal como alergias, ulceraciones, queratitis, entre otras, además de los defectos refractivos como los mencionados: miopía, hipermetropía y astigmatismo, los cuales se originan producto de la diferencia en las curvaturas de esta membrana y que también se conocen como astigmatismo miópico y astigmatismo hipermetrópico.

Estos problemas de refracción y, específicamente el astigmatismo, pueden producir fuertes dolores de cabeza, ojos enrojecidos e hinchados, cansancio visual, irritación de los ojos, visión distorsionada o borrosa a cualquier distancia, forzamiento de la vista para enfocar o entrecerrar los ojos para mejorar la visión, mala visión nocturna.

Si presentas alguno o varios de esos síntomas, es necesario que te realices un chequeo médico de la vista, ya que este defecto visual se detecta mediante un examen oftalmológico que amerita la dilatación de las pupilas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *